Inicio Noticias ¿Cómo es la creación y la formación artística en época de pandemia?

¿Cómo es la creación y la formación artística en época de pandemia?

La revista Bandeja de entrada da testimonio de algunos procesos de formación durante el aislamiento por el COVID-19.

Pensar un espacio de circulación y memoria fue lo que impulsó al área de artes plásticas del Programa Crea a producir  Bandeja de entrada, una revista que en su primera edición, da testimonio sobre la manera cómo el COVID-19 ha afectado el sistema con el que se organizaba la vida, se distribuía el tiempo y la forma como se llevaban a cabo los procesos pedagógicos y artísticos.

En el caso específico del Programa Crea, ante las restricciones dispuestas en Colombia y con el fin de proteger la salud de los ciudadanos, debieron suspenderse los procesos de formación de manera presencial, para realizarlos únicamente de manera virtual a través del Aula Virtual Crea en Casa. Además, los procesos de circulación como montajes, muestras, talleres a la comunidad y el salón de arte, debieron ser replanteados.

“En general se evidenciaba que había una producción muy alta de imágenes con espacios muy limitados para su visualización”.

Así que “En general se evidenciaba que había una producción muy alta de imágenes con espacios muy limitados para su visualización. Esta situación llevó a la definición de la estructura de la revista”, explica Óscar Nossa, gestor pedagógico del área de artes plásticas de la línea de atención Impulso Colectivo, quien además es el coordinador editorial de Bandeja de entrada.

La primera edición de este proyecto editorial cuenta con diez capítulos, que evidencian el amplio panorama de lo ocurrido en los procesos formativos desde la virtualidad.

“La forma en que fueron pensados los contenidos de la revista, busca captar el mayor número de experiencias posibles, tanto de las líneas de atención como de los contenidos diseñados para la plataforma Crea en Casa. Se abrió el espacio de comunicación para todos los actores dentro de los procesos formativos, por lo que se alternan imágenes de los niños, niñas, jóvenes y adultos inscritos a alguno de los talleres como a los contenidos construidos colectivamente por los artistas formadores que lideran estos procesos”, añade Óscar Nossa.

De esta manera, los primeros cinco capítulos de Bandeja de entrada, están dedicados a las estrategias que dieron continuidad a la atención desde la línea Arte en la Escuela.

El primero y el segundo hacen uso del calendario gregoriano como insumo creativo. Así, ¿Y dónde están los monstruos? Es un compendio de ejercicios plásticos en los que los niños y niñas jugaron con sombras e interpretaron clásicos monstruos de la historia del arte para crear el Calendario monstruoso del año en curso.

Este “recorrido siniestro” por cada mes del 2020, predice que para agosto, “los vientos estarán bravos” y recomienda elevar cometa desde casa ya que “subirá el mercado y la curva del temible COVID – 19”. Mientras que para septiembre, la Medusa de Caravaggio pronostica la llegada del monstruo de la calma y la aceptación y para diciembre, siguiendo los pasos de Saturno devorando a su hijo, se sugiere hacerse un baño con todas las hierbas y convertirse en el monstruo del próximo año.

Por su parte el Colectivo Ad portas, encargado de la propuesta Toc, toc, toc, ¿Hay alguien ahí? invitó a los participantes a crear personajes mágicos, romper fronteras e interrumpir espacios, logrando así un calendario que permite la reflexión respecto al arte, los procesos pedagógicos y la ironía del tiempo en un espacio de incertidumbre.

Y es que efectivamente esta época de incertidumbre es un escenario propicio para la circulación de información y noticias falsas Fake News, así que La Casa Editorial El Miento, muestra en el capítulo tres de Bandeja de Entrada, una selección de billetes realizados por los participantes del curso Papel moneda, en el que se ampliaron las miradas y los significados de lo que es el dinero para nuestra vida y sociedad.

En el cuarto capítulo de la revista están recopilados los Consejitos desastrosos para un buen confinamiento. Esta serie de pequeños textos, surgidos de situaciones que se han hecho visibles en el confinamiento, están acompañados de ilustraciones producto de la exploración plástica que tuvo lugar en el espacio virtual “Viaje al planeta Somos”, creado por el colectivo Viajeros Z. Así, quienes esperaban encontrar el amor durante el 2020, son persuadidos a regar las plantas o conseguir un gato. Mientras que a los que viven en pareja se les aconseja tener paciencia con sus seres queridos. Otros son incitados a hacer ejercicio en casa.

El capítulo cinco de Bandeja de Entrada estuvo a cargo del Colectivo La Nube que invitó a los niños, niñas, jóvenes y adultos a participar en un espacio de formación virtual de artes plásticas en el que pudieron desarrollar habilidades y capacidades creativas, artísticas e imaginativas, desde el hogar y junto a sus familias.

Pensando también en las implicaciones del traslado de los procesos de formación del ámbito presencial al virtual, los siguientes cinco capítulos indagan en la manera cómo se transformaron los procesos de formación y creación artística en la contingencia del COVID-19.

Al respecto, Óscar Nossa afirma que “El reto que presupuso para el equipo de artistas formadores del Programa Crea de conseguir la confianza de las familias para que les permitieran adelantar procesos de formación desde la virtualidad es algo que se debe resaltar. No es sencillo abrir las “puertas” a cualquiera y mostrar el interior de las casas. Adicionalmente, se suma la saturación de obligaciones que han tenido los niños, niñas y jóvenes desde las instituciones educativas para cumplir con el cronograma académico. Sin embargo, se ha conseguido la continuidad de los procesos formativos en artes”.

Así por ejemplo, el capítulo seis es un texto reflexivo, escrito a nueve manos en el que los artistas formadores expresan su sentir sobre la manera cómo se transformaron sus procesos de formación, prácticas pedagógicas y modos de hacer.

Pese a que al momento de escribir dicho capítulo, solo habían transcurrido quince días de cuarentena nacional, el grupo de trabajo que dio vida a Bandeja de Eentrada ya se estaba preguntando y cuestionando sobre los impactos que tenía sobre su quehacer artístico y pedagógico la transformación en las formas de atención que pasaron de la presencialidad a la virtualidad.

De la misma manera, los capítulos siete y ocho de la revista Bandeja de Entrada, aunque están concentrados en las líneas Converge Crea e Impulso Colectivo, hacen hincapié en las reflexiones del equipo de formadores quienes desde su voz comparten lo que ha representado la virtualidad en relación con su práctica pedagógica.

Mientras que el capítulo nueve presenta 5 Preguntas en torno a la formación artística en tiempos de Coronavirus y el capítulo de cierre: Dibujos para el fin del mundo, está compuesto por imágenes realizadas por el equipo de artistas formadores, que dan cuenta de los diferentes puntos de vista y de las experiencias surgidas tras las medidas de aislamiento tomadas para enfrentar la pandemia.

Para Nossa “Construir este primer número de una revista del área, debe ser tomado como una buena señal y se augura la elaboración de nuevos números que permitan compartir imágenes, reflexiones y consejos, provenientes del área de artes plásticas”.

En este proyecto, liderado por la mesa de trabajo de Circulación, colaboró la mesa de trabajo de Investigación, Memoria y Documentación,  reuniendo la participación de alrededor de 30 artistas formadores del área de artes plásticas, quienes tenían como interés común la circulación de las imágenes producidas por los participantes de los talleres del área

La primera edición de Bandeja de Entrada, se encuentra disponible para su libre descarga en el sitio web que reúne las publicaciones del Programa Crea.

Comparte este contenido